Cómo Mejorar La Concentración

Conoce Sobre

La concentración es la capacidad de mantener su atención en una actividad dada durante el tiempo deseado. Es un componente importante de nuestro cerebro, capaz de influir en muchas otras funciones mentales como la memoria, la creatividad, la intuición y la resolución de problemas. Es por eso que saber cómo mejorar la concentración significa fortalecer las otras funciones cognitivas asociadas con ella.

La concentración es el ingrediente esencial que nos permite realizar con éxito las múltiples actividades cotidianas, ya sean relacionadas con el trabajo, el estudio o el deporte.

Sin embargo, factores como la fatiga y el estrés pueden tener un efecto negativo en nuestra capacidad de concentración.
Es por eso que es importante aprender a mantener la concentración para rendir mejor en todo lo que haces.
La concentración puede tener límites de tiempo: según algunos estudios, en promedio dura alrededor de una hora, después de la cual tiende a disminuir.

Cómo Mejorar La Concentración

Cómo Mejorar La Concentración

Cómo Mejorar La Concentración

A la luz de esto, es contraproducente empujarse más allá de los límites, cuando se alcanza la concentración máxima, después de lo cual lo que se obtiene estará casi con toda seguridad por debajo de las expectativas.
Aprendiendo a manejar el esfuerzo mental de forma equilibrada, conseguirás grandes resultados y aumentarás tus habilidades sin demasiado esfuerzo.

Obstáculos para la concentración

 

1 # Distracciones ambientales

El entorno que nos rodea proporciona una serie de estímulos sensoriales que pueden socavar potencialmente la concentración.
Una estrategia útil es la llamada privación sensorial, es decir, la eliminación de todos los estímulos sensoriales externos, especialmente el ruido (radio, televisión, teléfono, PC, videojuegos, etc.).

2 # Fatiga

Una mente cansada o somnolienta tiende a perder fácilmente la concentración.
Por el contrario, una mente descansada será más receptiva y productiva. Por eso es importante dormir bien.

3 # Preocupaciones excesivas

Una de las principales causas de la falta de concentración son los problemas y preocupaciones que nublan la mente e impiden que alcance la concentración deseada.

Concentración y atención

La atención es ese estado mental que atrae nuestra mente hasta cierto punto (un perro ladrando, un grito repentino, un objeto en un escaparate, etc.).

La atención puede ser activa, en el caso de que decidamos observar algo que nos gusta o atraemos, o pasiva, en el caso de rasgos de un evento que, por su alcance, llama nuestra atención independientemente de nuestra voluntad.

La concentración, por otro lado, es el estado de seguimiento de la atención, un esfuerzo que requiere muchos más recursos mentales y que, al igual que otras capacidades intelectuales, puede ser entrenado y mejorado.

La concentración es la capacidad de mantener la atención firmemente en un punto de referencia dado, así como la capacidad de volver a llamar la atención sobre el mismo punto si algo nos distrae.

Haz Click Aquí Para Ver:  ¿ Qué Es Y Para Qué Sirve El Yoga ?

Por lo tanto, la concentración no es sólo observar algo o dedicarse a algo durante un cierto período de tiempo, sino también ser capaz de volver a llamar la atención sobre este algo cada vez que la mente se distrae.

Liberar la mente de los problemas

El peor enemigo de la concentración es el estrés relacionado con los problemas de la vida diaria, que desordena la mente y le impide concentrarse.

Lo único que hay que hacer es tratar de dejar de lado estos problemas, sin querer obviamente eliminarlos, sino aplazarlos a otro momento, para que no interfieran con la actividad a la que nos estamos dedicando.

No es un ejercicio fácil, pero es necesario si quieres mejorar tu capacidad de concentración.

Problemas e inquietudes

El acto de pensar es una actividad continua y permanente, con pensamientos que alternan a la perfección, en un ciclo continuo que puede interferir con las actividades diarias normales.

Gracias a su incesante movimiento, las preocupaciones perturban la atención, comprometiendo el logro de cada objetivo.
Un consejo muy útil podría ser escribir todo lo que nos preocupa, un ejercicio liberador para la mente, que se sentirá aliviada de la tarea de tener que recordar las diversas preocupaciones y tareas de la vida diaria.

Para cuando se relee la lista, lo más probable es que algunas de las preocupaciones ya hayan desaparecido.

Confianza en sí mismo

Cuando la concentración falla, es fácil caer en la desmotivación, sintiendo la incapacidad de llevar a cabo algo.
El primer paso para adquirir una mejor capacidad de concentración es tener confianza en sí mismo y permanecer positivo, autoconvencido de que eres perfectamente capaz de concentrarte.

Concentración al volante

Una de las situaciones que requiere más concentración es conducir.

Conducir significa convertirse en un peligro potencial para uno mismo y para los demás, por lo que es esencial mantenerse concentrado.

Si conduces tú mismo, es fácil dejarse llevar por los pensamientos, pero si se apoderan de ti y no nos dejan ver una parada o un paso de peatones, las consecuencias pueden ser muy graves.

Para que tu mente vuelva a la senda correcta, puedes tratar de estimular la concentración a través de simples ejercicios de cálculo, por ejemplo, contando los kilómetros recorridos o la distancia que falta para llegar a tu destino, un pequeño truco que ayuda a estimular la concentración mientras conduces.

La importancia de dormir bien

Dormir poco tiene consecuencias negativas en el estado de ánimo, pero sobre todo tiene un impacto significativo en las capacidades intelectuales.

Las 7-8 horas canónicas de sueño son extremadamente importantes para hacer que el cuerpo funcione mejor durante el día, así como para promover la concentración y la coordinación.

La cantidad adecuada de horas de sueño cada noche ayuda a que el cerebro funcione mejor al día siguiente.
Es muy importante que trate de levantarse de la cama tan pronto como se sienta descansado, posiblemente a la misma hora todos los días, a fin de establecer un ciclo regular de sueño y vigilia.

La dieta adecuada

Una dieta inteligente puede hacer una diferencia en la mejora de su capacidad para concentrarse.
Hay una serie de alimentos y bebidas que pueden ayudarle a concentrarse mentalmente.

Haz Click Aquí Para Ver:  Alopecia

1- Café y chocolate negro:

La cafeína te mantiene alerta, siempre y cuando no abuses de ella.

2- Azúcares simples:

El cerebro utiliza los azúcares como fuente de energía, de modo que una disminución de los azúcares en la sangre podría reducir el umbral de concentración.
También en este caso la palabra clave es moderación.

3- Cereales integrales y productos lácteos para el desayuno:

Un desayuno sano pero saludable aumenta la concentración.
Una dieta rica en granos enteros reduce el riesgo de placas arteriales y asegura un flujo sanguíneo fluido y suave.

4- Pescado:

Los ácidos grasos omega-3 estimulan el desarrollo cerebral y la función cognitiva.

Se ha demostrado que una dieta rica en ácidos grasos Omega-3 está asociada con un menor riesgo de demencia y accidente cerebrovascular.

5- Frutas secas:

La vitamina E en muchas frutas secas está asociada con un declive cognitivo más lento.

6- Aguacate:

Esta fruta ayuda a reducir el colesterol malo y contiene grasas «buenas» para el corazón y el cerebro.

7- Arándanos:

Ricos en antioxidantes, los arándanos combaten los radicales libres responsables de los procesos de degeneración celular relacionados con el envejecimiento, además de promover el rendimiento del aprendizaje.
Ayuda a base de hierbas

El ginseng, y en particular su raíz, es una planta ampliamente utilizada en la medicina natural china, que puede mejorar la concentración y la atención.

El ginseng siberiano es una especie completamente diferente del ginseng americano y asiático, y es particularmente conocido por su capacidad para promover la concentración y el enfoque mental.

El gingko biloba, una de las especies de árboles vivos más antiguas, tiene un efecto que amplifica la actividad cerebral en los seres humanos, además de ser uno de los elementos principales de muchas bebidas energéticas recomendadas para los deportistas.

El guaraná es otro suplemento natural que se considera muy útil para estimular la concentración.

De las semillas presentes en los frutos de esta planta se obtiene el precioso extracto, también recomendado para tratar mejor el cansancio mental y la sensación de fatiga que a menudo acompaña al cambio de estación.

Ejercicios prácticos para mejorar la concentración

 

Concentración en la vela

La concentración en la vela es una técnica de yoga que le permite estimular la concentración y mejorar su capacidad para concentrarse en su trabajo.

El ejercicio consiste en fijar la llama de una vela durante unos minutos, sin golpear las cejas.

Al final, cierre los ojos y relájese mientras contempla el resplandor de color causado por la luz de la llama reflejada en la retina.
Gracias a esta técnica, la mente se libera de las ansiedades y preocupaciones, por lo que es ideal para aquellos que sufren de insomnio.

Contando al revés

La cuenta atrás es una ayuda valiosa para estimular la concentración y puede combinarse con ejercicios de respiración profunda, para ser practicados mientras se está acostado o sentado, asignando un número a cada respiración.

Palabras al revés

Un gran ejercicio para estimular la concentración, muy apreciado por los niños.
Se trata de enumerar en voz alta las letras que componen una palabra, pero partiendo de la última letra de la palabra misma, haciendo una especie de ortografía al revés.

Haz Click Aquí Para Ver:  Qué Es El Reiki Y Para Que Sirve ?

Observar una fruta

Tome una fruta y manténgala en sus manos, centrándose en cada detalle de la fruta y evitando desviar la atención hacia ella o distraerse por otras consideraciones, como el lugar donde se compró la fruta. Examine la forma, el color, el tacto y la vista.

Luego intente este otro ejercicio

Observe la fruta continuamente durante unos 2 minutos. Luego cierra los ojos e imagina la fruta en tu mente, tratando de enfocarla en una imagen nítida.

Si la imagen está borrosa, abra los ojos y observe la fruta durante un poco más de tiempo hasta que la imagen en su mente esté clara.

Entrenamiento de la memoria visual

He aquí un ejercicio fácil para mantener su memoria visual en forma, que está estrechamente relacionado con su capacidad para concentrarse.

Coloque varios objetos en una bandeja. Trate de almacenarlos.

Coloque un paño encima de la bandeja y anote en una hoja de papel cualquier objeto que pueda recordar.

Compruebe cuántos objetos se han adivinado. Si todos los objetos han sido correctamente anotados, puede ir a un nivel más difícil y añadir más objetos.

Aprender a atenuar el diálogo interno

A menudo sin darnos cuenta, nuestra mente acoge una conversación continua, una conversación que termina perdiendo energía y atención, y que no cesa ni siquiera durante el trabajo, el estudio y el tiempo libre.

Todo esto tiene un impacto negativo en el desempeño diario, sin mencionar que a menudo el diálogo interno puede volverse deletéreo, ya que refuerza cualquier actitud negativa.

Muchas personas pierden la confianza en sí mismas y dejan que sus mentes se hagan cargo con amargas e improductivas elucubraciones.

La buena noticia es que usted puede explotar este proceso a su favor convirtiendo un diálogo interno negativo en uno positivo.

La manera de hacer esto es tomar conciencia de sus pensamientos: mantener su atención en lo que está sucediendo dentro de su cabeza madurará un desapego que lo hará más fácil de controlar.

Ejercicios adicionales para entrenar la concentración

Cuente las palabras de la página de un libro. Repita el recuento para asegurarse de que lo ha hecho correctamente.

Cuenta más, esta vez mentalmente, sólo con los ojos, evitando señalar con el dedo cada palabra.

Contar de 100 a 1, saltando cada tres números (100, 97, 94, etc.).

Toma cualquier objeto como un vaso o un tenedor y enfócate en él, mirándolo desde todos los lados, si una n hacer comentarios y, sobre todo, sin pensar en nada más.

Dibuja pequeña figura geométrica de unos 6 centímetros y enfócate en ella, sin mirar ni pensar en nada más.
Mantenga su atención en la figura, tratando de no forzar su vista.

Repita el proceso, pero trate de visualizar la figura con los ojos cerrados.

Después de practicar con éxito todos los ejercicios anteriores, trate de vaciar su mente de todos los pensamientos durante al menos cinco minutos.

Búsquedas relacionadas con Cómo Mejorar La Concentración

  • como mejorar la concentracion y memoria.
  • como mejorar la concentracion mental.
  • mejorar concentracion para estudiar.
  • como mejorar la concentracion en niños.
  • cómo mejorar la concentracion en el trabajo.
  • como mejorar la concentracion y atencion.
  • ejercicios para mejorar la concentracion.
  • como mejorar la memoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *